El presidente de Estados Unidos de América, Donald Trump, afirmó que él hubiera adquirido una victoria mucho más definitiva contra Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de no haber sido por los millones de personas que, de acuerdo a él, votaron a través de métodos ilegales por ella.

Trump entonces volvió a reaccionar al recuento de votos que poco antes exigió la gente del Partido Verde en Wisconsin.

Votos ilegales por parte de Hillary Clinton

El presidente Donald Trump entonces se manifestó a través de su cuenta de Twitter diciendo que, además de haber ganado el Colegio Electoral como si se tratase de una inundación, también hubiera obtenido la victoria gracias al voto popular si los millones de personas que votaron por Hillary Clinton de forma ilegal no hubieran estado de por medio. Para esta afirmación, a pesar de eso, no dio ningún tipo de pruebas.

Quien pidió el recuento de votos dentro del estado de Wisconsin fue Jill Stein, una ex candidata presidencial del Partido Verde. Además de Wisconsin, es posible que en otros dos estados del país, Michigan y Pennsylvania, se hagan recuento de votos igualmente.

El Partido Verde basó su petición en la sospecha de que los resultados en las elecciones presidenciales fueron probablemente manipulados o hackeados a través de algún método. En cuanto a esta suposición del Partido Verde, el equipo perteneciente a la campaña de Hillary Clinton se dedicó a la examinación de los resultados, pero no se logró ubicar ningún rastro de hackeo o modificación de los resultados.

Como adición, no es la primera vez que la campaña de los partidarios verdes llega a exigir un recuento de los votos, pues en las elecciones de 2004 también hicieron lo mismo. El presidente Donald Trump también declaró que el recuento no es más que una estrategia del líder de los verdes para llenarse de dinero a través de las donaciones que harían para realizar el recuento.

Dejar respuesta