A pesar del gran movimiento que siempre existe en las calles de la Habana por ser la capital de Cuba en el Caribe, el 27 de noviembre del año 2016, en el segundo día de duelo por el fallecimiento de Fidel Castro, la ciudad fue abrumada por una atmósfera lóbrega y triste gracias a esta noticia que a una gran población cubana dejó totalmente abatida.

Desde el año 2006 el ex presidente de Cuba, Fidel Castro, tuvo que salir del poder por una terrible enfermedad que lo sucumbió, dejando a Raúl Castro en el poder. Ya a sus 90 años de edad cumplidos en agosto de 2016, finalmente pereció exactamente a las 10:29 del día 25 de noviembre del mismo año. Esta reseña dejó a una gran cantidad de cubanos en la isla totalmente abatidos.

La Habana se llena de banderas de Cuba

Además de las banderas cubanas colocadas a media asta de los edificios públicos gracias al duelo nacional de nueve días por la muerte de Fidel Castro, muchos cubanos sacaron de sus casas estandartes de la isla que colgaron en las ventanas y en los balcones de sus hogares.

Por toda la Habana empezaron a surgir también gran cantidad de afiches, así como también imágenes del difunto Fidel Castro, a las que después también se les sumaron imágenes con otros célebres de la “Revolución” tales como Ernesto Che Guevara, además de Camilo Cienfuegos. Igualmente, se colgaron imágenes del prócer José Marti junto a las demás por toda la capital.

En la Plaza de la Revolución ya se empezaron a hacer ese mismo día los preparativos para aquellos actos fúnebres que serían realizados el día siguiente en el mismo lugar. Desde vallas de seguridad hasta equipos de sonido y comunicación para que el día siguiente se realizara un desfile y posterior, el martes, un acto para despedir a Fidel donde personas de todo el globo terráqueo acudirían.

Dejar respuesta